Destacan crecimiento del país, impulsado por obras

Paraguay es uno de los países más atractivos de la región para rea­lizar inversiones, más todavía si estas inversiones pertene­cen al sector inmobilario, que hace un par de años abundan en el país y que se puede obser­var a simple vista, cosa que no se daba en años anteriores.

Roque Ardissone, vicepresi­dente de la Federación Inte­ramericana de la Industria de la Construcción (FIIC), dijo que Paraguay se encuentra en etapa de crecimiento en el área de la construcción, debido a la cantidad de pro­yectos de infraestructura impulsados por el Gobierno Nacional y llevados a cabo gracias al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la Secretaría Nacio­nal de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) y el Instituto de Previsión Social (IPS).

Este impulso en obras incen­tivó al sector de la construc­ción a realizar grandes inver­siones para el progreso que, a su vez, se traducen en más fuentes de trabajo y desarro­llo para la población. Ardis­sone, en representación de la delegación de Paraguay, agregó que la construcción se encuentra en franco creci­miento en el país. “El sector se encuentra muy movido y eso nos desafía a realizar grandes inversiones en maquinarias y personal humano y eso es muy bueno”, señaló.

Agregó además que las inver­siones en comunicaciones, como la habilitación o mejo­ramiento de las rutas del país, son fundamentales, pero para que el desarrollo sea óptimo se debe acompañar con la cons­trucción de viviendas, nuevos hospitales y escuelas.

“Desde hace 10 años, el país se encuentra con un crecimiento constante y acelerado. El Pro­ducto Interno Bruto (PIB) ha llegado casi a triplicarse y esto, sumado a las inversiones reali­zadas en ese ámbito, permitiría que el Paraguay pueda mejorar considerablemente su posición en el ranking de Desarrollo de la Construcción en Iberoamé­rica, que por lo general ocupa los últimos lugares”, indicó.

PROYECCIÓN

El representante del FIIC sos­tuvo además que las perspecti­vas son buenas para que el sec­tor construcción se convierta en el principal motor del cre­cimiento económico y para la creación de puestos de trabajo, tanto directo como indirecto, en los próximos años. Hoy día es el principal responsable de que la economía se ponga de pie.

El Gobierno, en cuatro años, cuadruplicó la gestión en obras públicas y ha invertido más de US$ 2.000 millones en obras de infraestructura. Esto repre­senta todo el monto invertido en los dos gobiernos anterio­res en forma conjunta. Sin embargo, las obras de infraes­tructura siguen siendo insufi­cientes para lograr el desarrollo.

Fuente: Diario la Nación